Salmo 119:10 | Con todo mi corazón te he buscado



 "Con todo mi corazón te he buscado; no me dejes desviarme de tus mandamientos."

Salmo 119:10


La decisión de buscar al Señor es eso, una decisión; es voluntaria, y consiente. Es un deseo de la criatura que Dios honra (porque solo él conoce el corazón), dándole el regalo de la salvación primeramente / Juan 1:12; o dándole la sabiduría para andar en este mundo (Vida cristiana). Dicha sabiduría es el temor a Jehová (respeto reverente) Prov 1:7; el salmista aquí, en el verso diez declara que ha decidido buscar al Señor de todo su corazón (con todas sus fuerzas); y se aferra al cuidado de Dios como Pastor divino que no le dejará desviarse sin intervenir. El Señor en Jeremías 28:13 dice: "y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón,"

Al hacerlo así entramos en el secreto de Dios (Jer 23:22), que es estar en íntima comunión con él. El Señor promete su cuidado en cualquier circunstancia de nuestras vidas cuando estamos en buena relación con él. Isa 43:2

Decidamos buscar cada día de nuestras vidas al Señor con todo nuestro corazón, y él se encargará de guiarnos en esta vida.


El Señor esta dispuesto a inclinar su oído a todo aquel que con un corazón contrito (triste) y humillado desea arreglar su relación con él. Isa 1:18

Su promesa sigue en pie, y su relación contigo puede ser la de un Padre con su hijo. Si naces del Espíritu, entrarás en la familia de Dios.( Más información sobre el plan de Dios).

Bendiciones!!

Atte. Hermano Marvin.



Comparte, suscríbete o comenta si te es de bendición.

Visita:

Suscríbete a esta página o a mi
si el Señor te ha enseñado algo.



Que el Poderoso te continué bendiciendo. Saludos.

#Marvingera

Salmo 119:111


Comentarios

Publicar un comentario

Tus comentarios o preguntas aquí, estoy para servirte a la luz de la Palabra de Dios. Juan 7:17.

Entradas más populares de este blog

Los que guardan sus testimonios, y de corazón le buscan. Salmo 119:2

Salmo 119 5 ojalá fueran ordenados mis caminos

Bienaventurados los perfectos de camino. Salmo 119:1