Salmo 87. La ciudad de Dios, donde nos reuniremos algun día todos los creyentes.


"No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero." Ap 21:27.
Este salmo mira hacia la futura ciudad santa  de Dios, descrita en el verso anterior.
El derecho de habitar allí se garantiza a todos aquellos cuyos  nombres están escritos en el libro de la vida del Cordero. Es por la maravillosa gracia de Dios que esto será posible.. Que triste que hayan algunos que rechacen la invitación a formar parte  de esta maravillosa celebración.
Para que nuestro nombre sea escrito en el libro de la vida, hay que reconocer nuestra incapacidad para salvarnos delante del altísimo, poniendo nuestra confianza en el Cordero de Dios que quita el pecado del mudo. Creele a Dios su maravilloso plan para reconciliarnos con él. El el bueno te esta esperando!
Toma una decisión persdonal, consciente  he inteligente y voluntaria por Cristo. San Juan 1:12.
ATT. Marvin.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tus comentarios o preguntas aquí, estoy para servirte a la luz de la Palabra de Dios. Juan 7:17.