Salmo 119:4 ...Tú encargaste que sean muy guardados...






Sal 119:4  “Tú encargaste
Que sean muy guardados tus mandamientos.”

Para muchos, los Mandamientos, Estatutos, Preceptos, Juicios; entre otros sinónimos de lo que conocemos como la Biblia, La Palabra de Dios; no son sino cuestiones de índole opcional, es decir si te conviene lo obedeces, si te estorba... lo ignoras…  desgraciadamente  estas posiciones no traen a la vida sino consecuencias auto-destructivas, en otras palabras: “El ignorar el consejo de Dios nos hará mal, tarde o temprano.” En Proverbios 1:24-25  se nos dice: “Por cuanto llamé, y no quisisteis oír,
Extendí mi mano, y no hubo quien atendiese, sino que desechasteis todo consejo mío
y mi reprensión no quisisteis,” en versículos posteriores el Señor nos enfatiza que recogeremos lo que sembramos, y que cuando lleguen los momentos duros él nos podrá responder como lo hicimos nosotros con él…”Entonces me llamarán, y no responderé; Me buscarán de mañana, y no me hallarán.” (Verso 28)… que locura es ignorar el consejo de Dios nuestro dueño… pero por otro lado que hermosa promesa en verso 33: “Mas el que me oyere, habitará confiadamente y vivirá tranquilo, sin temor del mal.”  Guardemos sus mandamientos, esto quiere decir tomarle en cuenta para todas nuestras decisiones… Efesios 5:10 dice: “comprobando lo que es agradable al Señor.”, esa comprobación la tenemos en su Palabra, el manual del fabricante.

Obedezcamos lo que Dios nos recomienda…!! Él nos hizo.!! 
Lecturas relacionadas: San Juan 5:39, 2 Pedro 1:19, San Juan 17:17

Att. Hno. Marvin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios o preguntas aquí, estoy para servirte a la luz de la Palabra de Dios. Juan 7:17.